La guía por GPS no puede funcionar en el metro porque las señales de los satélites no pasan a la superficie. La única forma de guiarte, sin realizar ninguna instalación física en el entorno, es utilizar la navegación inercial.
Para ello utilizamos los sensores del teléfono móvil: acelerómetros, girómetros, magnetómetros para deducir el desplazamiento del usuario. Este último debe declarar su punto de partida, por ejemplo, la estación de cabecera Denfert-Rochereau y luego es guiado por voz. Cuando el dispositivo encuentra que la acción solicitada se ejecuta correctamente, la valida diciendo "OK" y continúa con la siguiente instrucción.
Hay dos videos de demostración en dos cambios de línea por un usuario con discapacidad visual y otro ciego.
Estas demostraciones son experimentales, para extenderlas a la totalidad del RER del metro, es necesario tener una cartografía completa de las líneas y rehacer las rutas una vez para verificar la veracidad de los planes y la relevancia de los mensajes editados.
Esperamos encontrar socios o medios para llevar a cabo este trabajo, cuya magnitud supera nuestros recursos actuales.